viernes, 31 de diciembre de 2010

364/365

No me entusiasma especialmente salir en la noche de fin de año. Pero me gusta el simbolismo que lleva consigo.